AARP Suplementario

AARP – El Seguro Social – Suplementario

El Seguro Social: beneficio de ingreso suplementario

por David Parra, Vice Director de AARP Arizona

Otro beneficio importante que ofrece el Seguro Social es Supplemental Security Income, conocido comúnmente como “SSI” por sus siglas en inglés y en ocasiones como “ingreso suplementario” en español. El SSI, aunque lo administra el Seguro Social, no es financiado por impuestos del Seguro Social, sino por fondos generales del Tesoro de Estados Unidos.

Lo que hace el programa
En 2014, la tasa del beneficio federal de SSI es de $721 mensuales por persona y $1,082 por pareja. El objetivo de este programa es proveer una cantidad equivalente a la diferencia entre el beneficio federal y los ingresos de la persona elegible. Algunos estados agregan dinero al beneficio. Sin embargo, hay elementos que pudieran disminuir la cantidad del beneficio. El beneficio de SSI, por tanto, podría variar dependiendo de en qué estado viven los solicitantes, si residen en el hogar o en una institución, si viven solos o acompañados, y otros factores.

Quién es elegible
A diferencia de otras prestaciones del Seguro Social, que ponen énfasis en estar asegurado al tener suficientes créditos de trabajo, el SSI ofrece pagos a personas que cumplen con los límites de ingresos y recursos y que son de 65 años de edad o mayores, invidentes de cualquier edad, o que tienen una discapacidad que les impide trabajar.

Límite de ingreso
El programa establece un límite de ingreso mensual, el cual puede ser diferente de un estado a otro. En general, el solicitante no puede tener un ingreso mayor que el de la tasa de beneficio federal antes mencionado. Con respecto al ingreso, SSI toma en cuenta ganancias, beneficios del Seguro Social, pensiones y asistencia para alimentación y vivienda (no se toman en cuanta cupones de comida).

No todo es contabilizado
Sin embargo, es importante señalar que no todos los ingresos de fuentes tales como ganancias, cupones de comida, vivienda de parte de organizaciones privadas sin fines de lucro y asistencia de energía del hogar, se toman en cuenta. Los siguientes son algunos ejemplos. Si se está casado, se toma en cuenta parte de los ingresos y recursos del cónyuge. Para menores de 18 años, se toma en cuenta parte de los ingresos y recursos de los padres. Para los no ciudadanos patrocinados, se cuentan los ingresos y recursos del patrocinador. Para estudiantes, no se cuentan todas las ganancias o becas. Para discapacitados que trabajan, no se consideran las ganancias utilizadas para pagar por artículos o servicios relacionados con el trabajo (una silla de ruedas, por ejemplo). Las ganancias que una persona invidente usa para gastos de trabajo (como transporte) no se cuentan. En el caso de personas discapacitadas o invidentes no se cuenta el ingreso utilizado para entrenamiento o para comprar artículos necesarios para el trabajo. [Examples not included in PPT – consider, consider, consider]

Límite de recursos (posesiones)
El límite de recursos (o posesiones) de elegibilidad para SSI es de $2,000 por persona y $3,000 por pareja. En cuanto a recursos (o posesiones), se considera bienes raíces, cuentas bancarias, dinero en efectivo, acciones y bonos. Si se es dueño de una propiedad que se está tratando de vender, se puede recibir beneficios de SSI mientras se intenta venderla. Los recursos no contabilizados incluyen la casa en que se vive (incluyendo el terreno), pólizas de seguro de vida con un valor nominal de $1,500 o menos, un vehículo (por lo general), lotes de cementerio para usted y miembros de su familia inmediata, y hasta $1,500 en fondos de entierro para usted y hasta $1,500 para su cónyuge.

Otros requisitos
Para ser elegible para beneficios de SSI se debe vivir en Estados Unidos y ser ciudadano del país. Residentes no ciudadanos pueden ser elegibles si cumplen con ciertos requisitos. Si los solicitantes son elegibles para beneficios de Seguro Social u otros beneficios (incluyendo la jubilación temprana a los 62 años o beneficios para veteranos) se les requerirá solicitarlos primero.

Podría ser elegible para otros beneficios
Además, recibir SSI no descalifica a una persona de otros beneficios. También se puede ser elegible para Medicaid, alimentos u otros servicios sociales, y cupones de comida (conocido como SNAP por sus siglas en inglés). En la mayoría de los casos (siempre que se cumpla con los requisitos de ingreso y recursos cuando los haya), los beneficiarios de SSI que están en Medicare son elegibles para el Programa de Ahorros de Medicare, un programa estatal que ayuda a pagar primas, deducibles, copagos y coseguros. También podrían ser elegibles para recibir asistencia para pagar los costos de la Parte D a través de un programa de Medicare llamado Subsidio por Bajos Ingresos o Ayuda Adicional. Si los beneficiarios de SSI tienen suficientes créditos de trabajo, ellos (y algunos miembros de la familia) podrían ser elegibles para beneficios de jubilación, beneficios por discapacidad y beneficios de sobreviviente de parte del Seguro Social.

Muy importante reportar cambios
Por último, el programa de SSI tiene reglas concretas con relación a reportar cambios de ingreso, de nuevos recursos, de vivienda y otros. Los beneficiarios deben entender claramente estas reglas y apegarse a ellas.

Recursos informativos
Para mayor información, visite www.segurosocial.gov, o llame al 1-800-772-1213. AARP también ofrece información sobre este tema en www.aarp.org/espanol/trabajo/seguro-social.

AARP Logo

Imagen principal CanStockPhoto ©

[manual_related_posts]

Leave a comment

Your email address will not be published.